jueves, 28 de junio de 2012

Cajas de luz / Light Boxes.


La luz es el instrumento que nos permite ver el mundo que nos rodea. Por lo general, entendemos que para poder ver el entorno los distintos elementos absorben algunas longitudes de onda del espectro lumínico que inciden sobre ellos y reflejan otras. De esta manera podemos ver el mundo en color.

Para que así ocurra necesitamos, como mínimo, dos elementos; fuente de iluminación y escena. Bueno, sobreentendemos que también está la presencia de una persona como espectadora.

lunes, 25 de junio de 2012

Fotos para cambiar el mundo


La fotografía, como ya sabemos, es un medio que puede ser utilizado para transmitir y compartir ideas y sentimientos desde muchas perspectivas diferentes.

Parte de la potencia comunicativa del medio fotográfico viene determinada por una de las características que la definen como tal, como fotografía. Esta no es más que el hecho de que para que algo se llame fotografía lo que es registrado, por lo menos en una fracción de segundo, ha existido. Este pequeño detalle deja una huella en nuestro subconsciente colectivo que nos dice que todo lo representado en una fotografía ha existido -eso no quiere decir que lo representado sea verdad-.

Además, esa representación tan directa de la realidad suele provocar un segundo efecto en las personas, de tal manera que inevitablemente acabamos proyectando nuestras propias experiencias, nuestras vivencias, sobre lo que vemos en esas fotografías, y así matizamos su significado evocando nuestro interior.

jueves, 21 de junio de 2012

CasaDecor 2012

Una vez más, lo que bien empieza, bien acaba.
Este próximo domingo cierra las puertas CasaDecor 2012, así que quedan pocos días para que podáis ver, in situ, las novedades que Clorofila Digital ha mostrado en sus espacios.

Ya hemos ido desglosando poco a poco lo que se ha mostrado durante este tiempo: cajas de luz de formatos y acabados espectaculares, revestimientos de suelos y paredes sin necesidad de realizar ninguna obra, tapizados exclusivos, hasta hemos mostrado lo que no se ve a primera vista.

Todo este esfuerzo, todo este derroche de imaginación, toda esta búsqueda de nuevos elementos para la innovación en impresión digital, en definitiva, todas las propuestas que se han presentado, no son más que la punta del iceberg.

lunes, 18 de junio de 2012

Impresión Digital.



A veces resulta muy curioso hacer paralelismos entre distintos momentos históricos. Por supuesto, muchas de las coincidencias pueden no fundamentarse solo en los hechos, sino también, en las interpretaciones que una persona, en base de su experiencia, pueda encontrar.

Hace años comencé a estudiar la evolución del medio fotográfico a lo largo de la historia. En aquel momento -final del siglo XX- la imagen digital empezaba a ser asequible a un gran número de personas, y la industria empujaba con fuerza para abrir camino en la nueva tecnología.

Fue entonces, cuando cayeron en mis manos textos y publicaciones del periodo de finales del siglo XIX y comienzos del XX. En aquella época, también se produjo un gran cambio tecnológico, que afectó directamente a la fotografía. De la complejidad del sistema del negativo de colodión húmedo y copia a la albúmina, se pasó paulatinamente a la placa seca de gelatina -que permitía un manipulado y almacenado muy sencillo del material negativo- positivada con la utilización de los “Aristotipos”, esto es, papeles fotográficos de ennegrecimiento directo con emulsión de gelatina o colodión.

jueves, 14 de junio de 2012

Wall Covering.


El ser humano siempre ha buscado formas de representar lo que está en su imaginación y llevarlo a los espacios que considera más importantes, tal vez más sagrados.
Desde la edad de piedra se ha tratado de recrear lo que se quiere, lo que se necesita, lo que motiva y agrada, incluso lo que se adora, en esos lugares íntimos y personales. Las pinturas rupestres representan los primeros intentos de los seres humanos de adornar esos lugares donde se siente seguro, donde está cómodo y tranquilo, donde poduede compartir sus ideas e inquietudes.

martes, 12 de junio de 2012

Mapas Mentales.


Todos estamos acostumbrados a interpretar lo que nos rodea bajo los filtros de nuestra estructura mental. Construimos de forma un tanto subconsciente las claves que nos ayudan a entender, a ver, a comprender. Marcamos nuestras coordenadas con interpretaciones personales que utilizamos para resolver los retos que nos encontramos a diario.

Pero también es cierto que podemos cambiar la perspectiva y mirar el mismo escenario desde el otro lado. Con un poco de esfuerzo, es posible que entendamos otros puntos de la realidad que nos rodea y, así, descubrir que esas claves que habían pasado desapercibidas anteriormente, ahora toman forma y se desvelan consistentes ayudándonos a reconducir el camino para alcanzar nuestros objetivos –o sueños, si se prefiere-.

viernes, 8 de junio de 2012

Qué es Fotografía, 2ª parte.




 Propuesta de definición.

No hemos mencionado todavía la situación actual en relación a la fotografía y los sistemas digitales, o numéricos, como dirían los franceses. A este respecto debemos decir que muchas personas defienden la idea de que la imagen digital no es fotografía. Eso mismo diríamos nosotros, ya que “imagen” no es sinónimo de fotografía. Pero nos atrevemos a afirmar que la fotografía hecha por medios digitales sí es fotografía, ya que consideramos que ésta, la fotografía, es independiente de la tecnología utilizada para realizarla. Nada tienen que ver en términos tecnológicos, un daguerrotipo, una copia al carbón, un autocromo, o un positivo RC de revelado químico, por mencionar solo algunos ejemplos.
Tintipo: Este tipo de fotografía se fundamenta en un negativo al colodión subexpuesto que se ve como positivo sobre un fondo negro, en este caso una hoja de lata lacada en negro. Circa 1860. 

 Llegados a este punto, creemos que lo importante puede ser identificar qué elementos son imprescindibles para que se cree lo que llamamos fotografía. 

En primer lugar, necesitamos una escena, esto es, la existencia de elementos de la realidad que son bañados por radiación cercana al espectro luminoso. En segundo lugar, se suele hablar de la necesidad de elementos ópticos montados sobre una cámara obscura. Esto nos proporciona un punto de vista y facilita la proyección de la radiación lumínica reflejada por la escena dentro de la cámara. Generalmente es así, pero no podemos olvidar las fotografías hechas con cámaras estenopeicas -no tienen óptica, sino un pequeño agujero-, o que los fotogramas, dibujos fotogénicos, etc., son fotografías hechas sin cámara. Por lo tanto, la cámara y la óptica son importantes para crear fotografías, pero no excluyentes. 
Fotograma de Man Ray, 1930's.

 Lo que sí podemos afirmar es que la combinación de material sensible (a la radiación) más el procesado son elementos imprescindibles. 

Todos conocemos la existencia de muchos tipos de materiales sensibles, la mayoría de ellos desarrollados en base a la sensibilidad a la luz de las sales de plata. Y actualmente, también es sabido que la fotografía digital emplea los sensores como elementos sensibles a la luz que, aunque con distintas evoluciones, se fundamentan en la sensibilidad a la radiación de los CCD. 

En cuanto al procesado, podemos decir que han existido muchos tipos según la época de la que estemos hablando. Resulta muy fácil identificarlo cuando hablamos de fotografía analógica, pero nos cuesta un poco más relacionarlo con la tecnología digital. Este hecho se produce por la asociación entre procesado y retoque digital, aspectos que son totalmente diferentes.
Ejemplo de retoque en una fotografía de 1940.


El retoque es algo que ha existido y existe, tanto en fotografía analógica como en fotografía digital, pero está relacionado y dirigido a lo que llamamos foto-acabado y a la corrección de imperfecciones. Mientras que el procesado, por el contrario, está orientado a mostrar la imagen capturada sobre la superficie sensible sin la intervención manual del autor y por medios más o menos automáticos, principalmente químicos y actualmente electrónicos. 

El procesado hace hincapié en el hecho de que la imagen atrapada en el material sensible y que no podemos ver, se revela (se muestra) y se fija, cuando es sometida a ciertos procesos, ya sean químicos o físicos. En el mundo electrónico digital, el procesado toma otras características y se basa en el conversor analógico-digital de la señal electrónica recogida por el sensor, y en los parámetros de codificación posteriores. 

Para poder mostrar la imagen recogida por el sensor y aplicar criterios fotográficos como tono, contraste, valores cromáticos, etc., se han de introducir unos datos concretos -dentro del código binario que forma la imagen fotográfica- para que ésta pueda ser leída y así mostrar la imagen que contiene. Cuando se le dota a estos códigos de esos elementos, lo que se está haciendo es modificar la señal electrónica creada sobre el sensor y codificarla para que pueda ser interpretada por cualquier máquina; esto es, procesarla.

En resumen, para crear fotografías necesitamos, intencionalidad –como elemento humano-, escena, radiación lumínica, superficie sensible y procesado. Éstos son los elementos imprescindibles. A ellos les podemos añadir el elemento óptico que nos aporta el concepto “punto de vista” y que ha proporcionado al medio una capacidad comunicativa infinitamente más amplia.

En base a todo esto, se nos ocurre proponer como definición:

FOTOGRAFÍA es un medio de comunicación visual que permite registrar, mediante el procesado, la radiación lumínica que incide sobre una superficie sensible creando una imagen fija.

Por supuesto, esta es una definición muy abierta, ya que intenta englobar todas las variables generadas en el transcurso de la historia.
Fotografía abstracta, transparencia medio formato, detalle de una botella, Pepo Alcalá 2004.


miércoles, 6 de junio de 2012

Qué es Fotografía, 1ª parte.



Esta puede ser una pregunta tan compleja como sencilla a la vez. 
Cámara obscura, literalmente “foto-grafía”?
El primero en utilizar este termino fue Sir John Hershel en una carta escrita a Henry Fox Talbot el 28 de febrero de 18393, y si nos basamos en su etimología griega -photos-graphos- significa simplemente escribir por medio de la luz. 

Todos sabemos que es algo más, porque si no las creaciones prefotográficas en las que se utilizaba una cámara obscura y un lápiz para trazar las líneas que se proyectaban sobre un papel, lo podríamos llamar fotografía. Y por otro lado, cualquier proyección ya sea desde una linterna mágica (invento anterior a la fotografía) o del cañón de un proyector de ordenador, lo podríamos considerar, asimismo, de forma literal, fotografía. 

Linterna magica, circa 1770.


Intentando encontrar una respuesta más precisa, podemos acudir al significado que tiene la fotografía para personas importantes del medio. Así, por ejemplo, para Fontcuberta “la fotografía es puramente un sistema de crear imágenes que registran con una fidelidad variable lo que puede ser visto a través de un marco rectangular, desde un punto de vista dado en un momento determinado”. Dicho de otra manera y en palabras de Pablo Juliá, director del CAF (Centro Andaluz de la Fotografía), “la fotografía es el arte subjetivo de mirar el mundo a través de un rectángulo, y detener el tiempo”. 

Por supuesto, no son explicaciones incorrectas, pero hemos de recordar que también se pueden crear imágenes vistas a través de un marco rectangular mediante un lápiz, el ejemplo más directo lo tenemos en la utilización de la cámara obscura para el dibujo y la pintura desde el renacimiento, como ya hemos dicho. Pero es que, además, la fotografía tiene la capacidad de recoger lo que puede ser visto a través de un marco, rectangular o no, recordemos que en las imágenes creadas por las primeras cámaras Kodak el marco era redondo, y por supuesto eran y son fotografías. Además, estas definiciones obvian las necesidades técnicas que definen al medio fotográfico como tal. 



Fotografías a la albúmina hechas con la cámara Kodak nº1.
Desde otra perspectiva, según Cartier-Bresson, lo importante es el “instante decisivo”, y para argumentarlo explica que “los fotógrafos tenemos que enfrentarnos a cosas que están en continuo trance de esfumarse y cuando se han esfumado no hay nada en este mundo que las haga volver”. Pero, ¿cuánto dura un instante?. 

La fotografía hasta finales del diecinueve no era precisamente lo que se dice instantánea, y existen tipos de fotografía como por ejemplo la fotografía nocturna o la fotografía astronómica, en las que se emplean tiempos de exposición que llegan incluso a durar horas. Por otra parte, la fotografía se extiende más allá de lo que es recoger un instante; nos referimos a los fotomontajes. 

Fotomontaje criticando el afán economico del regimen nazi.
Para Ian y Angela Moor, conservadores-restauradores de fotografía, “la fotografía es la imagen imperfecta”. Esto lo dicen porque la fotografía se deteriora por los mismos elementos con los que se crea: luz, humedad y temperatura, que son los mecanismos que activan las reacciones físico-químicas. Pero no toda la fotografía tiene los mismos parámetros de deterioro. Y además de imperfecta, también puede ser más cosas, como bien sabemos. 

La Real Academia dice, “fotografía es el arte de fijar y reproducir por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara obscura”. Bueno, no sé si considerar toda la fotografía un arte, o una ciencia. Además, existen imágenes que no son recogidas en una cámara obscura y son consideradas también fotografía, como los fotogramas de Man Ray, y anteriormente los dibujos fotogénicos de Talbot o las cianotipias de Anna Atkins. 

Fotograma a la cianotipia de Anna Atkins, circa 1842.
En el 'Focal Dictionary of Photographic Technologies', se dice que fotografía es “cualquier sistema para convertir en una forma más o menos permanente y visible las imágenes producidas en soportes por la acción de la radiación ultravioleta, visible o infrarroja”. Esta definición es más genérica y deja de lado toda connotación de elemento de comunicación visual, arte, o documento, que también está implícito en el propio significado de la fotografía. Pero además, tal y cómo está expresado, deja la puerta abierta para llamar fotografía a las marcas que los trajes de baño producen en las personas que toman el sol en la playa o la piscina. 

De todas estas definiciones se puede sacar en claro que estamos ante un medio de representación que toma sentidos diferentes para cada persona, para cada momento histórico, o para cada necesidad de uso. Por eso, consideramos importante comprender qué es FOTOGRAFÍA, y si fuera necesario, aplicar ciertas matizaciones para precisar el contexto en el que necesitemos definirla. Esto se fundamenta en la propia naturaleza de la fotografía ya que -con mayor o menor precisión- tiene la capacidad de reflejar el amplio universo humano, interno del intelecto y externo del mundo físico.

Fotografía publicitaria en la era digital.

martes, 5 de junio de 2012

Usos y costumbres.


La producción de imágenes se ha realizado siempre en función de las aplicaciones o usos de su poder comunicativo. A este respecto, es interesante recordar cómo en determinados momentos de la historia las imágenes fueron utilizadas para educar, por ejemplo los frescos en las iglesias románicas tenían la función de comunicar la doctrina de la Iglesia.

Ya más recientemente, resulta muy curioso comprobar que los primeros usos generalizados de las fotografías tras su invención, fueron para la documentación policial y para la creación de imágenes eróticas.

Por supuesto, la ciencia encontró un apoyo muy grande en la fotografía y su aplicación y uso para documentar todo hecho científico ha sido una constante desde su invención.

Fotomontaje con 17 fotografías de Rejlander, circa de 1870

Siguiendo el curso de los años, la fotografía en el mundo del arte tuvo dos vertientes, primero fue utilizada por los pintores como apoyo a sus creaciones –muy interesante es el camino de ida y vuelta que tiene el medio fotográfico en la obra de Degas-, y posteriormente, cuando las vanguardias del arte comenzaron a influir en la sociedad, la fotografía artística, apoyada en las evoluciones tecnológicas de los procesos “sin plata”, tomó un camino propio con la corriente pictorialista –del ingles picture (imagen)-.

Fotografía de estilo neopictorialista, 1992.

El comienzo del siglo XX, gracias a la simplificación técnica que supuso la idea de Kodak “you press the botton, we do the rest” (usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto), la generación del uso de la fotografía amateur fue notable, y este hecho ofreció la posibilidad a los fotógrafos profesionales a mirar hacia su entrono más directo con una visión personal, como el trabajo de Atget.
Entrado el siglo, con las convulsiones sociales y tras la influencia de la gran guerra se comenzó a experimentar con el documentalismo fotográfico, herencia de la búsqueda de un lenguaje visual propio del medio, y que de la mano de fotógrafos como Doisneau y Cartier Bresson, nos llevaron de ese documentalismo social al más puro fotoperiodismo.

El cambio de formato en las cámaras fotográficas, haciéndolas más pequeñas y manejables permitió que estás pudieran ser utilizadas con una rapidez y agilidad insospechadas hasta la fecha. Este hecho amplió las capacidades de captación de la realidad, y compaginar una fotografía de alta calidad y complejidad técnica como la fotografía de moda de los años 50 y 60, que mayormente era divulgada por medios fotomecánicos impresa en revistas, con una fotografía ágil y rápida, sin tanto tecnicismo ni calidad de imagen pero con mucho impacto social como la fotografía de guerra en los conflictos bélicos de la segunda mitad del siglo.

Sección de una hoja de contactos de Paul Trevor, 1970´s.


En los años 70 y 80, el uso de imágenes en todos los medios de comunicación y el bombardeo visual al que se ha sometido a la sociedad desde entonces llevó a una serie de artistas a replantearse los conceptos e inventarse nuevas formas de expresión como el Pop art, con Andy Warhol como exponente en el mundo del uso de la imagen al servicio del arte.

Dando un gran salto, llegamos a la actualidad, en la que la imagen es la gran protagonista de la comunicación. Se fotografía todo, usamos las imágenes para comunicar todo lo que hacemos a través de las redes sociales. La industria de la comunicación visual se ha encargado de introducir una cámara, o dos, en cada casa, en cada puesto de trabajo, incluso en muchas de nuestras calles y plazas.
Sin embargo, sigue existiendo cierto analfabetismo visual, nos conformamos en reconocer lo que vemos en las imágenes. La composición, el contraste, la nitidez, el tamaño, la textura, la presentación, el acabado, etc. Son elementos intrínsicos de las imágenes, sean fotografía o no.

Con este rápido resumen –en el que hemos tenido que dejar en el tintero muchos comentarios dignos de mención- queremos ilustrar los cambios en los usos y costumbres de las imágenes. Si algo tiene Clorofila Digital, es una gran experiencia en estos cambios, y trabajamos con la idea de transmitir todo nuestro entendimiento sobre el medio a todas aquellas personas interesadas en comprender mejor el mundo que les rodea, a todas aquellas personas interesadas en entender la imagen digital, a todas aquellas personas interesadas en conocer los nuevos usos y aplicaciones de las imágenes. En definitiva, queremos compartir nuestra vocación y conocimiento del medio a la sociedad.

lunes, 4 de junio de 2012

Interiorismo.



Ejemplo de imagen aplicada en la pared de una vivienda.

La creación de entornos en los que habitan, conviven, trabajan, y se relacionan las personas, es una actividad imprescindible para el ser humano.

A lo largo de las historia los gustos y las tendencias han ido cambiando, pero siempre se ha buscado la mejora de la calidad de vida en la creación y diseño de los espacios.

Esta calidad de vida puede estar marcada por motivaciones muy distintas como la innovación, el arte, la eficiencia, la funcionalidad, etc.

En Clorofila Digital exploramos las nuevas tecnologías para ofrecer constantemente novedades, basadas en la impresión digital, que amplíen las capacidades de creación de los profesionales del interiorismo.

Ejemplo de creación de ambiente con caja de luz gigante.

Dentro de este abanico de posibilidades unas veces mostramos elementos de decoración, otras, elementos para crear volúmenes en el diseño de ambientes, y en otras ocasiones, mostramos ejemplos de alto impacto visual aplicados a la transformación de entornos, escenarios, locales y estancias.

En la actualidad, el interiorismo como disciplina abarca una amplia gama de  funciones desarrolladas por los profesionales en la materia. Desde las normas básicas del diseño, las técnicas de funcionalidad y uso, la estética, los estudios psico-sociales y sensoriales, hasta el control de la legislación vigente y los estudios de viabilidad económica de los proyectos.

Pero pare ello no están solos, y menos en el momento de cambios que estamos viviendo, ya que la situación de crisis está orientándose hacia la cooperación y la racionalización de los recursos.

Por ejemplo; para un interior se estima necesario crear un ambiente con una pared de hierro oxidado, pero resulta que el precio de la planchas de hierro envejecidas elevaría el coste del proyecto. Además, para la su colocación existen limitaciones técnicas ya que el sitio elegido necesita ser reforzado para sostener el peso de las planchas.

Ahora bien, si contamos con la ayuda de un fotógrafo que fotografía el oxido de hierro -por ejemplo el que hay en la fachada del CaixaForum de Madrid-, y con la capacidad técnica de Clorofila Digital para realizar una impresión de máxima calidad sobre un material textil de muy bajo peso. Entonces sería posible crear dicho ambiente a un coste asequible y con mucha facilidad para su instalación.

Es más, si dicho estudio de interiorismo es realizado para el hall de un hotel, y se estima importante que cada cierto tiempo se pueda renovar su estilo, podremos transformar los ambientes, creando nuevas sensaciones en dicho espacio, sin necesidad de grandes inversiones. 

Esta es solo una forma de ilustrar posibilidades. Nuestro equipo de trabajo es eficaz aportando soluciones, pero sois vosotros y vosotras, los expertos en la materia, los que conocéis bien las necesidades de vuestras creaciones y retos. 

Ejemplo de combinación de impresiones digitales con elementos naturales para crear un espacio en base a conceptos de paisajismo. 

viernes, 1 de junio de 2012

Color.


El camino del color en el mundo de la imagen digital es largo y lleno de obstáculos. Es como entrar en la jungla amazónica. Todo lo que se observa, todas las posibilidades, son hermosas e impactantes; lo difícil es adentrarse en esa naturaleza salvaje. Para ello, nos pueden servir los adelantos tecnológicos, pero sobre todo, la adaptación al medio y la interpretación de las señales –como hacen los indios que van descalzos por la jungla-. Esa capacidad desarrollada de generación en generación es la que nos va a ayudar al internarnos en la maraña de la selva, en este caso de la selva del color digital.

Muestras de los múltiples soportes donde producimos impresiones digitales.
Para entender estas complicaciones debemos poner el punto de partida en la naturaleza humana. El color ha sido muy estudiado desde que Newton descubrió que la luz blanca se descomponía en los colores del arco iris. Tal ha sido el caso que en la actualidad hay consorcios internacionales dedicados en exclusiva a entender y sistematizar la naturaleza del color. Sin embargo, las personas no vemos los colores exactamente igual. Mi compañera de viaje, Menchu, me dice: "Por qué no te pones la camisa verde", y yo le contesto: "No tengo ninguna camisa verde, quieres decir la gris".

El color que vemos se forma en unas células de los ojos que llamamos conos, pero es el cerebro quien interpreta los estímulos que dan forma a cada matiz y cada color.

Este hecho es muy significativo cuando hacemos coincidir los colores con la visión humana y las distintas fuentes de luz. Todos sabemos que los colores los vemos porque los distintos elementos de la naturaleza reflejan, y/o absorben, distintas longitudes de onda que forman la luz blanca. Pero resulta que la luz blanca no siempre es blanca, blanca. Tiene matices; anaranjados las bombillas de casa, verdosos los fluorescentes, azulados un día de invierno por la mañana, etc. El caso es que el ojo humano se adapta a eso matices, mejor dicho, el cerebro, y si iluminamos una hoja de papel con cualquiera de esas iluminaciones la seguiremos viendo blanca.

Bueno, ahora que ya conocemos la subjetividad del color, el siguiente planteamiento es cómo introducimos en nuestro universo del color una serie de equipos y máquinas, que carecen de la capacidad intelectual del ser humano.

Podemos partir de una escena, un paisaje, y lo fotografiamos con nuestra cámara digital –primera interpretación del color-, después vemos la imagen en la pantalla del ordenador –segunda interpretación-, abrimos el programa de procesado y manipulamos la imagen –tercer nivel de interpretación-, hacemos una prueba de impresión con la impresora que tenemos en casa –llegamos al cuarto nivel-, llevamos esa prueba al laboratorio y abrimos la imagen en otro ordenador con otro monitor –y ya tenemos cinco interpretaciones del color-, por último la persona encargada de imprimir la imagen hace los ajustes necesarios en función del sistema de impresión elegido y llegamos a la impresión de la copia final –sexta interpretación-.

Finalmente, vamos mi mujer y yo a ver la exposición, y cada uno vemos los colores con matices diferentes.

Cajas de luz de gran formato.


En Clorofila Digital se lleva mucho tiempo atendiendo a esta compleja realidad. Es más, al ofrecer a los clientes múltiples sistemas de impresión con tintas totalmente diferentes, que son capaces de representar un 'gamut' de colores muy distinto, en una variedad muy alta de soportes con blancos de todos los matices, este hecho de la complejidad del color se hace muy patente.
Nuestra jungla profesional del color está llena de obstáculos que conseguimos solventar gracias a que trabajamos en dos direcciones: Una es la tecnológico-científica con la aplicación sistemática de controles, calibraciones y perfilados. La otra, es la adaptación al medio. El conocimiento de la selva del color que han adquirido nuestros técnicos desde la era pre-digital, es lo que permite interpretar cada imagen, interpretar la psicología del cliente, y decidir cuál es la forma más segura de cruzar el río Amazonas para llegar a conseguir trabajos perfectamente realizados como la exposición de las obras de Ricardo Cisneros que ha sido producida en nuestros laboratorios.